Informe sobre violencia politica en Colombia

 Informe sobre violencia politica en Colombia

La Misión de Observación Electoral MOE entregó un informe sobre violencia politica en Colombia. En el informe no se incluyó el ultimo hecho presentado en zona rural de Suarez Cauca donde murieron 5 personas en una masacre en la que tambien perdió la Vika Karina García, candidata a la alcaldia de ese municipio.

• Desde el 27 de octubre de 2018 hasta el 27 de agosto de 2019, la MOE ha registrado 364 líderes políticos, sociales
y comunales víctimas de violencia a nivel nacional. De estos, 91 (25%) fueron asesinados.
• Tras 300 días de calendario electoral, en promedio cada tres días están asesinando a un líder político, social o
comunal en Colombia.
• Las agresiones se han presentado en 146 municipios (13 % del total nacional) de 27 departamentos (84,3%).
• Hasta el 27 de julio la MOE registró 43 precandidatos víctimas de violencia. 9 (la quinta parte) de ellos fueron
asesinados (5 aspiraban a la alcaldía, los otros 4 al concejo). De los 34 restantes, 18 se inscribieron efectivamente
como candidatos (14 a alcaldía, 1 al concejo, 2 a gobernación y 1 a asamblea).
Violencia desde el inicio de la campaña electoral (julio 27, 2019)
• Durante el primer mes de campaña electoral (27 de julio a 27 de agosto) se han registrado 20 candidatos víctimas
de violencia política. 18 son hombres (90%) y 2 mujeres (10%).
• 3 candidatos han sido asesinados, todos al concejo, en Versalles (Valle del Cauca), San Jacinto del Cauca (Bolívar)
y Betania (Antioquia). 1 candidato a la asamblea de Norte de Santander sufrió un atentado en Convención.
• 15 candidatos han recibido amenazas: 9 aspirantes a alcaldía, 6 al concejo y 1 a la gobernación; incluyendo dos
mujeres (candidatas al concejo de Pereira, Risaralda y a la alcaldía de Cartagena, Bolívar).
Amenazas colectivas
• Durante el calendario electoral se han presentado 25 amenazas colectivas, por medio de panfletos divulgados en
Bogotá D.C.; Arauca capital, Medellín, Ituango y Bello (Antioquia); Riohacha, Fonseca y Albania (La Guajira); San
José del Guaviare, El Retorno, Calamar y Miraflores (Guaviare); Ibagué (Tolima); Baranoa (Atlántico); Montería y
Tierralta (Córdoba); Toribío y Suárez (Cauca); Cali y Florida (Valle del Cauca); Cúcuta (Norte de Santander);
Ancuyá (Nariño); Santa Marta (Magdalena); y en Sincelejo, Ovejas y San Onofre (Sucre).
• Las amenazas colectivas han afectado indistintamente a líderes políticos, sociales y comunales, a través de panfletos
atribuidos al ELN, al EPL, a las Autodefensas Gaitanistas de Colombia y a las “Águilas Negras”.
Desde las elecciones de autoridades locales de 2007 el Observatorio de Violencia Política y Social de la MOE hace
seguimiento a las amenazas, secuestros, desapariciones, atentados y asesinatos cometidos en contra de: candidatos a
cargos de elección popular, funcionarios de elección popular, altos funcionarios del Estado a nivel nacional,
departamental y municipal, líderes políticos y dirigentes de partidos; y desde 2016, también contra líderes sociales y
miembros electos de Juntas de Acción Comunal (JAC), de cada municipio del país.
El Plan de Acción Oportuna elaborado por el Gobierno a finales de 2018 solo cobija líderes sociales y comunales, (así
como a periodistas y defensores de Derechos Humanos). Claro está que este tipo de líderes juega un rol importante
y que debe ser reconocido en el contexto electoral (ayudando a campañas políticas, impulsando candidatos desde sus
propias organizaciones y, por supuesto, participando a través del voto). No obstante, los datos registrados sobre
violencia contra políticos (candidatos y funcionarios) demuestran la necesidad de una ruta de acción orientada a
garantizar la seguridad de quienes participan más directamente en política, con acciones de prevención y mitigación del
riesgo de violencia que vayan más allá de los programas de protección de la UNP, los cuales se pueden ver desbordados
en el contexto de unas elecciones que cuentan con 117.822 candidatos inscritos.
La violencia a lo largo del tiempo
• En años anteriores, la MOE ha observado la existencia de una correlació

Digiqole Ad

rcnipi