Así era Carlo Acutis, cuyo cuerpo se conserva Tras 14 años de muerto

 Así era Carlo Acutis, cuyo cuerpo se conserva Tras 14 años de muerto

Carlo Acutis creció en Milán, Italia, y tan solo vivió 15 años pero el 10 de octubre será beatificado. Se trata de un joven que ha causado fascinación porque su cuerpo, tras 14 años, permanece intacto después de su muerte en 2006 y es hoy venerado por los católicos.

De acuerdo con ACI Prensa, Acutis nació el 3 de mayo de 1991 en Londres (Inglaterra) en donde trabajaban sus padres. Algunos meses después, sus papás Andrea Acutis y Antonia Salzano, se mudaron con él a Milán.

Desde muy pequeño, Carlo mostró un especial amor a Dios, aunque sus padres no eran especialmente devotos. Su madre decía que antes de que naciera su hijo, solo fue a misa tres veces: en su primera comunión, su confirmación y su matrimonio.

Amaba rezar el rosario, además le pedía a sus padres que lo llevaran en peregrinación a los lugares de los santos y a los sitios de los milagros eucarísticos. Incluso, se dice que su testimonio de fe llevó a una profunda conversión a su madre Antonia Salzano, porque, de acuerdo al sacerdote que promueve su causa, él “logró acercar a sus familiares, a sus padres a la misa diariamente”.

Era una amante del internet y por eso creó una página web para guiar a la gente sobre la fe en Dios. Allí, como lo reseña ACI Prensa, le decía a la gente que “mientras más frecuente sea nuestra recepción de la eucaristía, más seremos como Jesús. Y en esta tierra podremos pregustar el cielo”.

Era un gamer, amaba jugar en su Playstation y también era programador pero eso nunca lo alejó de la catequesis, la misa y la oración.

El milagro que lo hará beato

Al ‘ciberapóstol de la eucaristía’, como se le conoce a Carlo, se le atribuye un milagro que hoy lo tiene en camino hacia la beatificación.

Ocurrió el 12 de octubre de 2010 en Campo Grande, en el estado brasileño de Mato Grosso del Sur, según ACI Prensa. En la parroquia Nuestra Señora Aparecida, apareció un niño junto con su padre. El pequeño sufría de páncreas anular, que es de una rara anomalía congénita. En el momento en que, al pararse en la fila para recibir la bendición con la reliquia Carlos Acutis, el niño le preguntó a su abuelo qué debía pedir, y este le contestó “dejar de vomitar”.

Y así lo hizo el niño. Desde entonces, ya no volvió a vomitar. Luego, tras pruebas médicas realizadas en febrero de 2011 revelaron que el menor estaba completamente curado.

Así fue como arrancó todo el proceso para la beatificación de Carlo que será el 10 de octubre en Asís, Italia, en donde su cuerpo está expuesto para la veneración de miles de católicos que ven en él un ejemplo de amor por la fe y un ejemplo para los jóvenes.

Acutis murió de Leucemia en 2006 pero quedará en la memoria y en la fe de muchos.

Fuente:El Tiempo Noticias

 

Digiqole Ad

rcnipi