Alertan por una modalidad de extorsión que toma fuerza en Colombia

 Alertan por una modalidad de extorsión que toma fuerza en Colombia

La delincuencia en Colombia no descansa ni en épocas de pandemia y, por el contrario, aprovecha cada situación para cambiar o acomodar estrategias que permitan cometer ilícitos, llegando a actuar de unas formas que, incluso, sorprenden hasta a las mismas autoridades.

Durante los meses de confinamiento y aislamiento por la pandemia de coronavirus, las autoridades han detectado todo tipo de delitos que se siguen cometiendo en el país, razón por la que hacen un especial llamado a la ciudadanía a estar muy alerta para evitar caer en manos de desadaptados que se aprovechan de las situaciones y de la ingenuidad de las personas.

El Gaula de la Policía es una de la unidades que más delitos ha detectado durante este tiempo y advirtió que los actores criminales han ido mutando su manera de delinquir, generado nuevas modalidades, especialmente, en las formas de extorsionar.

Sobre una reciente investigación, el Gaula encontró que las bandas delincuenciales están logrando cometer extorsiones a través de una modalidad que ha sido denominada como ‘falso secuestro’, en la cual, aclara esta autoridad, no corre riesgo la vida de la víctima, pero sí se aprovechan de su necesidad de trabajo, ingenuidad y temor.

Pues debido a la actual coyuntura por la que atraviesa el país, distintos servicios han disminuido su demanda, siendo esta una necesidad que dio oportunidad a los delincuentes de plantear extorsiones, ya que los criminales están aprovechando especialmente los servicios de transporte de mercancía, los cuales son bastante requeridos por estos meses, para simular secuestros y así exigir dineros por una liberación que nunca existe.

Según explicó el Gaula de la Policía, todo ocurre bajo un escenario simulado, en el que «en ningún momento se pone en riesgo la integridad física de las personas, ya que los delincuentes utilizan simplemente un teléfono celular, y toda su capacidad de engaño para recrear historias que, en muchas ocasiones, terminan con el pago de una suma de dinero considerable».

Durante el recorrido, este recibe una llamada del supuesto contratista para guiar la ubicación del destino final, que generalmente es una vía secundaria en mal estado.

Fuente:RCNRadio.

 

Digiqole Ad

rcnipi