Fecode da posible fecha de regreso a clases presenciales: ¿cuándo sería?

 Fecode da posible fecha de regreso a clases presenciales: ¿cuándo sería?

El directivo de Fecode, Nelson Alarcón, reitera que las condiciones actuales no dan para un regreso seguro. No obstante, por primera vez puso una fecha tentativa para regresar.

Si bien desde el Ministerio de Educación y varias autoridades locales se vienen adelantando estrategias para que la reapertura de colegios se dé en todo el país, el regreso de los estudiantes se está presentando a cuentagotas: por ejemplo, en Bogotá, de 400 colegios públicos solo cinco han abierto y apenas 28 tienen listos los protocolos para el retorno.

Esto ocurre principalmente porque los planes de alternancia se enfrentan a dos grandes obstáculos: el temor de los padres de familia a enviar a sus hijos y a la oposición de gremios docentes a regresar a la presencialidad.

El Gobierno y quienes apoyan la reapertura tienen como tarea principal superar las diferencias con las agremiaciones como Fecode y la ADE, que desde el año pasado se han mantenido en su posición de que no existen las garantías para reabrir de manera segura los colegios. Consideran que la inversión para dotar a las instituciones de los implementos de bioseguridad son insuficientes.

El Ministerio de Educación destinó en noviembre pasado 400.000 millones de pesos para que los territorios pudieran adecuar los colegios para recibir a los estudiantes en medio de la pandemia; sin embargo, su inversión ha sido lenta, ya que a la fecha apenas se han ejecutado 71.429 millones de pesos, equivalentes al 17,85 %.

Nelson Alarcón, directivo de Fecode, señaló que en el gremio hicieron un estudio sobre lo que valdría adecuar a los colegios públicos del país con las condiciones mínimas para reabrir.

“Enviamos un documento al Congreso y al ministerio evidenciando que se necesitaba poco más de un billón de pesos para dotar a los colegios. Los recursos no alcanzan y no nos escuchan. Nosotros queremos volver, pero no se puede reabrir en detrimento de la salud de la comunidad educativa. Creemos que después de Semana Santa es un momento más prudente”, aseguró el líder gremial.

Insuficientes o no, los recursos entregados por el Ministerio deben ser optimizados de la mejor forma y no gastados en protocolos que ya se ha demostrado no sirven.

La limpieza de suelas de zapatos, tapetes empapados, tomar la temperatura en la muñeca, rociar a los niños con químicos de pies a cabeza y hacerlos usar trajes antifluidos no son medidas efectivas, pero que sí podrían acarrear gastos adicionales.

Fuente:Semana

Digiqole ad

rcnipi

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *